Tratamiento sin cirugía del «dedo en gatillo»

El tendón flexor de los dedos de la mano puede sufrir irritación cuando se desliza a través de su vaina. A medida que sufre más y más irritación, el tendón puede engrosarse y pueden formarse nódulos, lo que hace más difícil su pasaje a través del túnel.

La vaina del tendón también puede engrosarse, y eso causa que el diámetro del túnel se reduzca.

Si usted tiene dedo en gatillo, el tendón queda momentáneamente trabado en la boca de la vaina del tendón cuando usted trata de extender su dedo. Usted podría sentir un sonido de burbuja ‘pop’ cuando el tendón se desliza a través del área estrecha y su dedo súbitamente se extiende.

 

Tratamiento no quirúrgico

Reposo

Si los síntomas son leves, dejar el dedo en reposo puede ser suficiente para resolver el problema. Su médico puede recomendar una férula para mantener el dedo en una posición neutral de reposo.

Medicamentos

Pueden usarse medicamentos de venta libre, como antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) o acetaminofeno para aliviar el dolor.

Terapia física

Se puede añadir tratamiento con agentes tales como las compresas húmedas calientes, baños de parafina, ultrasonido, laserterapia, y ejercicio terapéutico para aliviar la inflamación del tendón flexor y mejorar la movilidad del dedo.

Inyecciones de corticoesteroides

Su médico puede elegir inyectar un corticoesteroide -un medicamento antiinflamatorio potente- en la vaina del tendón. En algunos casos, esto mejora el problema solo temporalmente y otra inyección es necesaria. Si dos inyecciones no resuelven el problema, debería considerarse la cirugía.

Las inyecciones tienen menos probabilidad de dar alivio permanente si usted ha tenido dedo en gatillo durante un tiempo largo, o si tiene un problema médico asociado, como diabetes.

Tratamiento quirúrgico

El dedo en gatillo no es una condición peligrosa. La decisión de someterse a cirugía es una decisión personal, basada en la severidad de los síntomas y SÓLO si las opciones no quirúrgicas han fracasado. No se opere sin antes haber intentado el tratamiento conservador de rehabilitación. Si su dedo queda trabado en una posición flexionada, su médico podría recomendar cirugía para prevenir la rigidez permanente.

Puede revisar el artículo completo AQUÍ.

Comparte esta información

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin