Clínica Especializada en Dolor Muscular y del Hueso

Hernia discal lumbar: ¿Operarse o no?… He ahí el dilema.

La gran mayoría de hernias de la columna lumbar pueden mejorar sin necesidad de operarse. Los resultados terapéuticos con el tratamiento quirúrgico y con el tratamiento de rehabilitación son muy similares a largo plazo.

Los pacientes con hernias discales suelen acudir a consulta con el neurocirujano y el traumatólogo, dos especialidades médicas que tratan estas lesiones con cirugía. Los resultados terapéuticos suelen ser muy buenos, pero Ud. como paciente debe saber que el tratamiento de rehabilitación puede ser igual de efectivo que la operación.

Si Ud. no desea operarse, puede optar por solicitar una consulta con un médico especialista de medicina física y rehabilitación sin necesidad de que los “transfieran” o “lo deriven” para terapia fisica (no confundir al médico cirujano de rehabilitación con el fisioterapeuta).

Puede revisar el artículo completo AQUÍ.

¿Cuando se recomienda operar?

  • Cuando se ha intentado el tratamiento conservador de rehabilitación por lo menos 1 a 2 meses y el dolor sigue igual.
  • Cuando hay déficit sensitivo o motor (“no se siente la pierna” o “hay debilidad de los músculos de la pierna”).

Cada paciente es un caso diferente. NO SE COMPARE con otras personas que han tenido hernias de la columna lumbar. Lo mejor es hacer una consulta con un médico neurocirujano, un traumatólogo y un médico especialista en medicina física y rehabilitación, y a partir de allí, decidir el mejor tratamiento para Ud. Si Ud. consulta con varios médicos pero de la misma especialidad (por ejemplo, neurocirugía), es probable que la mayoría le recomiende operarse.

¡Hasta el 90% de los pacientes con hernias de la columna lumbar pueden mejorar sin operación! Por ello, tome con calma el diagnóstico y decida lo mejor para su salud. NO RECOMENDAMOS tratamientos “alternativos”, “raros”, “no aprobados” o “empíricos”. Un adecuado tratamiento de medicina física y rehabilitación, prescrito por un médico cirujano fisiatra (especialista en rehabilitación), y realizado por un fisioterapeuta calificado (tecnólogo médico licenciado en terapia física), es todo lo que necesita para aliviar el dolor por hernia discal en la gran mayoría de los casos.