Clínica Especializada en Dolor Muscular y del Hueso

Tratamiento con terapia combinada: Ultrasonido con corrientes analgésicas

La terapia combinada es una técnica especializada para el tratamiento del dolor musculoesquelético crónico.

Consiste en la aplicación simultánea de dos agentes físicos para el dolor: el ultrasonido y la corriente analgésica (generalmente corriente interferencial o corriente de alto voltaje).

El cabezal emite ondas ultrasónicas de alta frecuencia (1 ó 3 MHz), el cual produce calor profundo y micromasaje a nivel de músculos, tendones, ligamentos y articulaciones. Ello produce analgesia y relajación muscular de las estructuras dolorosas.

En la terapia combinada, éste mismo cabezal emite simultáneamente la corriente analgésica, y el fisioterapeuta va moviendo el cabezal en forma lenta y precisa sobre las áreas lesionadas, ubicando de este modo los puntos dolorosos en el paciente. Este procedimiento debe realizarse solo por un terapeuta calificado (tecnólogo médico licenciado en terapia física) para que sea efectivo y no produzca más dolor. El paciente suele percibir un aumento de la intensidad de la corriente en la zona afectada y es en este momento en que el terapeuta debe disminuir la cantidad de miliamperios para evitar mayor dolor y poder aplicar el ultrasonido por varios minutos.

Con ésto se logra mayor precisión de la terapia y los resultados son mucho más satisfactorios. Este tratamiento suele ser mucho más útil en el dolor crónico muscular de origen neuropático, tales como los secundarios a hernias discales, radiculopatías, neuropatías, etc.