Clínica Especializada en Dolor Muscular y del Hueso

¿Tengo que tomar vitaminas?

Esta es una pregunta recurrente en la consulta médica cotidiana.

La respuesta contundente es: SI, PERO DENTRO DE LA ALIMENTACIÓN COTIDIANA.

Salvo algunas excepciones, las vitaminas deben obtenerse de las comidas, aseguró Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias.“Las vitaminas en pastillas no son necesarias, deben obtenerse de las comidas. Por ejemplo, la vitamina B6 está en el pescado, en el hígado de la vaca, en los vegetales, en las frutas, en los cereales, el pollo, en toda la naturaleza. La vitamina B12 está también en el pescado, en la carne, en la leche, en el huevo”.

Muchos creen que tomar vitaminas en forma de suplementos y pastillas no hacen daño, pero no es así.

Un estudio de más de 77 mil personas que tomaron pastillas de vitaminas B6 y B12 durante 10 años, dio como resultado que en los participantes varones se elevó en 44 % el riesgo de padecer cáncer de pulmón, y el peligro fue doblemente mayor en quienes eran fumadores.

Los suplementos vitamínicos consumidos en exceso y de forma innecesaria también pueden generar complicaciones a nivel del hígado y del riñón, señala la licenciada en nutricionista y dietética Melissa Paz. “Si uno se suplementa a largo plazo, el cuerpo va a tener una sobredosis, lo mismo pasa si nos dedicamos a comer papaya y nos volvemos naranjas; estamos excediéndonos en la vitamina A. Pero con los suplementos hay que tener más cuidado porque son concentraciones altas. Si uno toma suplementos sin ningún tipo de prescripción o análisis, definitivamente va a tener problemas”.

Puede leer el artículo completo AQUÍ.

NO TOME PASTILLAS, POLVOS NI SUPLEMENTOS NUTRICIONALES O VITAMÍNICOS EN FORMA INDISCRIMINADA.

Lo más sano y natural es una dieta balanceada, disminuir el consumo de azúcares y carbohidratos, evitar el exceso de grasas y frituras, realizar ejercicios en forma regular, exponerse al  sol con moderación, evitar el estrés y sociabilizar. Ahorrará mucho dinero y se sentirá mejor.