Clínica Especializada en Dolor Muscular y del Hueso

¿Por qué se producen los “conejos”?: Una respuesta “matemática” para explicar los chasquidos articulares

Muchos se “sacan los conejos” de los dedos (“tronarse los dedos”) como una forma de liberar estrés y para otros puede ser hasta motivo de una competencia para ver a quién le crujen más fuerte las articulaciones.

Lo cierto es que, en la mayoría de los casos, el resultado suele ser el mismo: ese peculiar -y para algunos desesperante- sonido que por muchos años inquietó a la comunidad científica. Desde hace años, los especialistas valoraron varias teorías para explicarlo y la más extendida fue la de la explosión de pequeñas burbujas en los nudillos.

Ahora, un grupo de científicos de Estados Unidos y Francia propusoun grupo de complejas ecuaciones matemáticas que amplían el sentido de esta teoría.

Puede ver la noticia completa AQUÍ.

No es la primera vez que la ciencia trata de estudiar un fenómeno tan peculiar.

De hecho, en 2009, un médico de California llamado Donald Unger, publicó que durante más de 60 años se tronó los dedos de su mano izquierda al menos dos veces al día, pero nunca los de la derecha.

¿Su conclusión? “Examino mis dedos y no hay ni un rastro de artritis en ninguna mano”.

Y es que por años, se creyó que esta práctica podría provocar artritis a algunas personas.

Hay otros estudios un poco más formales. En 1975 les preguntaron a los 28 residentes de un hogar de ancianos en Los Ángeles si se habían sacado los “conejos” habitualmente. Quienes lo hacían tenían menos probabilidades de sufrir de osteoartritis en sus manos, según los resultados.

En una investigación más amplia llevada a cabo en Detroit, Estados Unidos, los investigadores examinaron las manos de 300 personas de más de 45 años de edad. Los que habían tenido el hábito de hacer crujir sus dedos parecían tener un agarre menos fuerte y 84% de ellos mostraban alteraciones en sus manos.

Lo recomendable, ante la duda, es que uno puede sacarse “los conejos” ocasionalmente, para aliviar la tensión de las articulaciones, pero es preferible no hacerlo “como manía” (a cada rato), para evitar trastornos el el futuro. Si Ud. tiene “chasquidos” o “crujidos” articulares es mejor consultar con un médico especialista para descartar alguna enfermedad articular.